Tecnología Alimentaria.com


Huella hídrica: La guía para su evaluación


¿Cómo se relacionan los problemas de escasez de agua con las actividades humanas o la elaboración de productos específicos? ¿Qué impacto tienen sobre la contaminación?

¿Qué podemos hacer para que las actividades que desarrollamos y los productos que elaboramos sean más sostenibles desde la perspectiva del agua?

Conocé las respuestas que nos brinda la evaluación de la huella hídrica


Entender para poder hacer

La evaluación de la huella hídrica es unaherramienta analítica que puede ayudar a entender cómo las actividades y productos se relacionan con la escasez de agua y la contaminación y los impactos relacionados. También nos da una idea de lo que se puede hacer para asegurar que las actividades y productos contribuyan al uso sostenible del agua dulce.

Como herramienta, una evaluación de la huella del agua proporciona una visión, no le dice a la gente 'qué hacer'. Más bien ayuda a la gente a entender lo que se puede hacer

El secreto está en el enfoque

Una evaluación de la huella hídrica, depende en gran medida delenfoque de interés. Uno puede estar interesado en una etapa específica de proceso en toda una cadena de producción, o bien en la huella de un producto final.

Alternativamente, uno puede estar interesado en la huella hídrica de un consumidor o grupo de consumidores o en el impacto que tiene sobre el recurso hídrico un productor o todo un sector económico.

Finalmente, se puede tomar una perspectiva geográfica, considerando la huella total de agua dentro de un área delimitada como un municipio, provincia, nación o cuenca hidrográfica. Tal huella hídrica total es la agregación de las huellas de agua de muchos procesos separados que tienen lugar en la zona.

Las cuatro fases para una evaluación completa de la huella hídrica

La evaluación de la huella del agua puede esquematizarse en cuatro etapas distintas:

1. Establecimiento de metas y alcance.

2. Contabilidad o balance de la huella del agua.

3. Evaluación de la sostenibilidad de la huella hídrica.

4. Formulación de respuesta.

La importancia de las metas

Con el fin de ser concreto al llevar a cabo un estudio de evaluación de la huella de agua, uno tendrá que comenzar por establecer claramente los objetivos y el alcance del estudio . Un estudio de la huella del agua se puede emprender por muchas razones diferentes.

Por ejemplo, un gobierno nacional puede estar interesado en saber su dependencia de los recursos hídricos extranjeros o puede estar interesado en saber la sostenibilidad del uso del agua en las zonas donde se originan productos con alta demanda de agua.

Un organismo de cuenca puede estar interesado en saber si la huella de agua agregada de las actividades humanas dentro de la cuenca viola, en cualquier momento, normas ambientales o especificaciones de calidad del agua. La autoridad de la cuenca también puede querer saber hasta qué punto los escasos recursos hídricos de la cuenca se asignan a cultivos o producciones de bajo valor.

Una empresa puede estar interesada en conocer su dependencia de los escasos recursos hídricos en su cadena de suministro o cómo puede contribuir a reducir los impactos en los sistemas de agua en toda su cadena de suministro y dentro de sus propias operaciones.

Medir para mejorar

La fase de contabilidad de la huella hídrica es la etapa en la que se recopilan los datos y se desarrollan las cuentas.

Se define el sistema sobre el que se realizará el balance, identifican las entradas y salidas, se asignan o estiman sus valores y se calcula el balance resultante.

El alcance y nivel de detalle en la contabilidad depende de las decisiones tomadas en la fase anterior.

Análisis y respuestas

Después de la fase de contabilidad se encuentra la fase de evaluación de la sostenibilidad, en la que se evalúa la huella hídrica desde una perspectiva ambiental, así como desde una perspectiva social y económica. Recordemos que al hablar de sostenibilidad, especialmente en ecología y economía, nos referimos a que se puede mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente.

Como resultado de la información obtenida y de los análisis desarrollados en las etapas anteriores, en la fase final se formulan opciones de respuesta, estrategias o políticas.

Algunas consideraciones finales

En la práctica, este modelo de cuatro fases sucesivas es más una guía que una directiva estricta. No es necesario incluir todos los pasos en un estudio.

En la primera fase de establecimiento de metas y alcance, uno puede decidir centrarse sólo en la contabilidad o detenerse después de la fase de evaluación de sostenibilidad, dejando la discusión sobre la respuesta para más adelante. A menudo puede ser necesario volver a etapas anteriores y realizar una iteración de fases.

En primera instancia, una empresa puede estar interesada en una exploración aproximada de todas las fases, con el fin de identificar los componentes críticos en su huella hídrica y establecer prioridades para la respuesta. Probablemente más adelante profundizaría en ciertas áreas de las cuentas y realizaría la evaluación de sostenibilidad.

¿Te interesó el tema? ¿Creés que los consumidores tenemos conciencia sobre el uso del agua? ¿Pensás que las empresas y los gobiernos le asignan a la huella hídrica la importancia que realmente tiene? Nos interesa conocer tu opinión. Dejanos tu comentario.