Tecnología Alimentaria.com

El futuro de la tecnología alimentaria

Es esencial que los fabricantes de alimentos y bebidas estén preparados para adaptarse. Son muchos los factores que afectan sus procesos. Ya sea por la necesidad de un procesamiento más eficiente o de alcanzar una mayor producción para abastecer a una creciente población.

Pero más allá de la eficiencia o de la escala de producción, los elaboradores de alimentos y bebidas deberán estar atentos a las preferencias y actitudes de los consumidores que cambian constantemente.

Por mencionar solo un ejemplo, las tendencias alimentarias y de estilo de vida como el veganismo y los alimentos a base de plantas han tomado “por asalto” la industria. De hecho, se estima que solo en Estados Unidos había 16 millones de vegetarianos o veganos en 2017.

Realidad aumentada, impresión 3D y tecnología Blockchain son algunas de las tecnologías que ganan terreno en la industria de alimentos.

La adopción de nuevos desarrollos tecnológicos es esencial para quienes quieran mantenerse a la vanguardia de un mercado cada vez más competitivo.

Alimentos a través de Realidad Aumentada

Para muchos, la Realidad Aumentada (AR) es una parte normal de la vida cotidiana. Esta tecnología se ha vuelto extremadamente popular y ahora es comercialmente más accesible que nunca. Se espera que en 2020 el mercado global de AR alcance los 133 mil millones de dólares, con la mayoría de los ingresos globales provenientes de los Estados Unidos.

Las industrias están encontrando muchas aplicaciones para integrar esta tecnología de vanguardia en la práctica diaria, y la industria de alimentos y bebidas no es diferente

Capacitación a través de realidad aumentada

El personal que trabaja en una instalación de alimentos y bebidas puede recibir capacitación mediante instrucciones y escenarios virtuales, donde es posible visualizar virtualmente el trabajo y la operación en la instalación. Este método de capacitación podría permitir que una fuerza laboral más productiva sea capacitada a un ritmo más rápido, en comparación con la capacitación tradicional.


La realidad aumentada puede mejorar la experiencia del consumidor.

Algunos fabricantes han diseñado productos que tienen etiquetas que muestran información nutricional o de recetas cuando se usa AR. En esa línea Tetra Pak cuenta con la aplicación PackStory que muestra información sobre los envasas de la empresa.

Sin embargo, algunos elaboradores están dando un paso más allá. Una panadería de Nueva York, por ejemplo, usa AR para mostrar una vista 3D de sus productos para que los clientes la vean antes de realizar un pedido.

En muchos restaurantes, el componente visual de la realidad aumentada ha tomado fuerza en los últimos años con la creación de aplicaciones que permiten la generación de imágenes tridimensionales de los platos. El uso de AR de esta manera podría aumentar las ventas, ya que significa que el cliente puede ver la comida o el producto terminado antes de comprometerse a comprar.

Impresión 3D de alimentos

Así como una impresora se puede cargar con tinta y depositarla en los lugares correctos del papel, en la impresión 3D se pueden incorporar los materiales necesarios y colocarlos donde corresponda para generar un objeto corpóreo.

La impresión 3D se está aplicando actualmente a industrias como la automotriz, aeroespacial y de empaque. Pero ahora se está abriendo camino en el sector de alimentos y bebidas. De hecho, se estima que para 2020, los ingresos globales para el mercado de impresión 3D alcanzarán los 21 mil millones de dólares.

En 2013, la NASA desarrolló el Programa de Alimentos Avanzados para tratar de alimentar a los astronautas por períodos más largos con opciones de alimentos más creativas. El programa pudo crear una pizza impresa en 3D.

A medida que se desarrollan los usos potenciales de la impresión 3D, los beneficios que puede ofrecer esta tecnología se van entendiendo más. Los desarrollos actuales abarcan desde producción de chocolate hasta sustitutos de carne a base de plantas.

La impresión 3D de alimentos puede producir resultados precisos y ahorrar tiempo y esfuerzo. Tiene el potencial de proporcionar alimentos innovadores a la creciente población mucho más rápido en comparación con los métodos tradicionales de fabricación.

Además, también ofrece opciones para que la industria sea más sostenible para el medio ambiente. Con la fabricación aditiva usada por la impresión 3D, que añade material en vez de quitarlo la máquina utiliza solamente el material necesario, casi sin desperdicio. La impresión 3D solo usa la cantidad requerida de materias primas para hacer un producto terminado.

No te pierdas ningún artículo

Ingresá tu mail y te avisaremos cuando haya nuevos contenidos en la pagina




Tecnología Blockchain

Las actitudes de los consumidores hacia la comida también han cambiado. Ya sea para garantizar que los productos crezcan de manera sostenible, los desechos plásticos se reducen al mínimo, o incluso se eliminan por completo, los consumidores ahora quieren saber cada detalle sobre el producto que están comprando, y la tecnología blockchain puede proporcionar exactamente eso.

A través de Blockchain, los consumidores pueden verificar la historia, el origen y la calidad de un producto. Blockchain está beneficiando a la industria ya que genera confianza entre el proveedor, el fabricante y el consumidor, lo que a su vez puede aumentar la lealtad a la marca. También puede reducir el desperdicio de alimentos al identificar problemas en etapas tempranas del proceso de producción y resolverlos antes de que lleguen a la venta.

Esto podría ayudar a reducir el desperdicio de alimentos y eliminar la necesidad de retirar productos del mercado.

La mayoría de los fabricantes de alimentos ya deberían tener instalado un software que monitoree, registre y rastree los detalles de los insumos e ingredientes empleados en cada producto.

Lo que viene…

Todavía no se sabe exactamente cómo la creciente población y las preferencias de los consumidores afectarán a la industria, pero los fabricantes deben asegurarse de que sus instalaciones estén equipadas con la última tecnología para adaptarse al cambio constante.

Los fabricantes deberían adoptar estos desarrollos tecnológicos y aplicarlos a sus procesos de producción, ya que la falta de preparación podría poner en peligro su posición en la industria.